Preocupados por las consecuencias de un virus que nos tiene en introspección, para que tomemos consciencia del sentido de la vida. Un detenernos para ver quiénes somos, donde estamos y que estamos haciendo.

Será para comprender lo que si realmente es importante y valioso, limpiarnos, crecer, vivir, disfrutar, soltar, amar, liberarnos de nosotros mismos.

La naturaleza nos está enseñando cuanto la afectamos, pero cuanto más se puede recuperar cuando estamos impedidos de ser lo que somos.

¿Necesitamos tirar de la cuerda para probar su resistencia?, ¿creemos que tenemos el control de todas las cosas y de todo?.

Soltar el deseo de tener todo bajo control nos hace mover fuera de nuestra zona de confort y eso nos lleva a reencontrarnos con nuestro niño interior, que cuanto más pequeño, más disfrutaba de cada mañana, cada instante, porque todo, al ser nuevo, es una aventura.

La aventura es explorar, animarnos a sentir cosas nuevas, dejando los miedos paralizantes y sentir la adrenalina que da ese miedo normal por vivir experiencias nuevas.

En la sincronicidad del universo estamos nosotros. Siendo sincrónicos con nuestro ser, encontraremos nuestra libertad, porque en nuestro pensamiento de hoy está la puerta con candado.

Te propongo a que encuentres tu llave.

Aldo Enrique Zurzolo
Sanando el Alma
Terapias complementarias.

https://www.sanandoelalma.com.ar